¿Psicólogo para mi hijo? Cuando llevarlo

¿Cuando debo llevar a mi hijo al psicólogo?


Muchos padres y madres preocupados por sus hijos/as no saben si acudir o no al psicólogo en momentos en lo que se sienten desorientados ante el cambio de actitud o el comportamiento de sus hijos/as.  Debo mencionar, que un problema tratado a tiempo, puede prevenir mayores dificultades en un futuro. Por ello, os dejo algunas señales de alerta que nos pueden indicar la necesidad de acudir al  psicólogo.

Alteraciones en la conducta: El niño se niega de repente a cumplir normas o a seguir rutinas que ya tenía, tiene rabietas por cualquier cosa, se muestra desafiante o comienza a mostrar conductas extrañas…

Alteraciones en el sueño o en la alimentación: comienza a manifestar dificultades para conciliar el sueño, tiene pesadillas o terrores nocturnos o comenzamos a observar que come drásticamente más o menos que antes.


Cambio en su forma de relacionarse: observamos que nuestro hijo o hija comienza a aislarse, evita situaciones sociales o muestra un comportamiento agresivo o desafiante con su entorno.

Cambios en su estado de ánimo: le notamos triste, apático o desganado. Observamos que cualquier cosa le afecta y llora frecuentemente.

Cambios en su rendimiento escolar: notamos que no se centra en casa a la hora de realizar sus tareas,   nos citan del colegio para indicarnos cambios en su conducta o rendimiento en clase, disminuyen drásticamente sus calificaciones..

En resumen, cualquier cambio o dificultad que vengamos notando en una frecuencia, duración o intensidad diferentes a las que venía mostrando hasta el momento, o que esté generando un deterioro a nivel social, familiar o escolar en nuestro/a hijo/a, debe ser consultado a los especialistas en Psicología Infantil, pues como ya he mencionado, la identificación y tratamiento a tiempo de un problema, nos previene del desarrollo de problemas más graves en el futuro. 

o